Blog

Entrenamiento de altura para corredores de montaña

viernes, 15 de junio de 2018
Publicado en:

¿Sabes en qué consiste el entrenamiento de altura? Se trata de aumentar la resistencia del cuerpo humano, acostumbrándolo a un entorno en el que dispone de poco oxígeno. En estas circunstancias, el organismo reacciona produciendo más glóbulos rojos para aumentar la capacidad de transportar poco o menor cantidad de oxígeno, incrementando nuestra resistencia cuando regresamos al nivel del mar.

Siendo una práctica muy extendida entre los deportistas de élite, el entrenamiento de altura suele usarse como medio para obtener mejores resultados en las competencias de larga duración. Aunque se trata de una forma de entrenamiento de la que también puede beneficiarse el corredor popular, que busque mejorar su rendimiento a la hora de competir. De hecho, el entrenamiento de altura es uno de los más habituales que realizan los corredores de montaña desde hace mucho tiempo, por lo que no es de extrañar que cada vez más corredores de diferentes niveles quieran probarlo.

Algunos estudios, realizados con atletas de élite, confirman ciertas mejorías cuando entrenan en altura. Una de ellas es la producción natural de EPO, es decir, de la hormona que se encarga de elevar los niveles de glóbulos rojos, encargados del transporte de oxígeno al resto del cuerpo. También existen otros beneficios, ya que, el entrenamiento en un entorno con menores niveles de oxígeno, es más duro y produce una fatiga mayor, aumentando nuestra resistencia y, consecuentemente, mejorando nuestro rendimiento cuando competimos en ambientes con mayor cantidad de oxígeno. A esto hay que sumarle la mejora de nuestras técnicas de carrera, al ejercitarnos en terrenos de montaña.

De hecho, son muchos los deportistas de élite que han realizado su entrenamiento de altura en la isla de Tenerife, debido a su particular orografía. Figuras como Jordi Llopart, subcampeón olímpico en 50 kilómetros marcha en los Juegos Olímpicos de Moscú (1980), visitó el Teide en repetidas ocasiones para sus entrenamientos. Además, en el Parador de las Cañadas del Teide se han llegado a hospedar ciclistas de la talla de Chris Froome, Alberto Contador o Vincenzo Nibali, para prepararse para el Tour de Francia.

Si queremos competir en carreras de montaña de gran altitud, como la Cajamar Tenerife Bluetrail, en la que se llegan a alcanzar los más de 3.000 metros de altitud, podemos encontrarnos con muchos problemas si no hemos realizado entrenamientos en altitudes similares, de forma que nuestro cuerpo pueda reaccionar adecuadamente al cambio de altitud. A partir de los 1.000 ó 1.500 metros, empezamos a sufrir el desgaste derivado de la falta de oxígeno, pudiendo llegar a sufrir mal de altura al superar los 2.500 metros.

El principal objetivo del entrenamiento de altura, para un corredor de montaña, es conocer en detalle la respuesta que tendrá su cuerpo ante la altitud y la falta de oxígeno, de forma que pueda manejar mejor sus ritmos de competición, además de confirmar cuál es el límite de altitud en la que empieza a notar más acusadamente la falta de oxígeno en el aire.

Editor Bluetrail

Comentarios

Añadir Comentario