Blog

Alimentación para rendir mejor durante el entrenamiento

viernes, 22 de junio de 2018
Publicado en:

A la hora de enfrentarnos a carreras de largas distancia, en las que la resistencia y la fuerza de nuestro cuerpo jugarán un papel crucial, no solo es importante centrarnos en la planificación de un adecuado entrenamiento, sino también en un plan de alimentación que nos proporcione la energía que necesitamos.

Ningún corredor que se precie se lanza a correr largas distancias sin un entrenamiento previo. Lo mismo debería ocurrir con la alimentación, pues hay que tener en cuenta el reparto de los diferentes tipos de nutrientes según nuestra necesidad energética. De esta forma, se mejorará, no solo la sensación de fatiga durante la carrera, sino también la recuperación posterior a la competición.

Generalmente, cuando estamos entrenando para una carrera, se recomienda seguir una dieta rica en hidratos de carbono y moderada en grasas y proteínas. Las conocidas como “grasas buenas”, es decir, las llamadas grasas insaturadas, las obtenemos de los alimentos ricos en Omega 3, como los frutos secos o determinados tipos de pescado (caballa, atún, salmón, trucha o anchoas). Se ha demostrado que estas grasas juegan un papel fundamental para mejorar el rendimiento del deportista, ya que trabajan de forma conjunta con los hidratos de carbono y son perfectas para obtener energía en carreras de largas distancias.

Por su parte, los hidratos de carbono los podemos encontrar en el pan, las legumbres, la pasta, el arroz o los cereales, sin olvidarnos de las frutas y hortalizas. De hecho, frutas como el plátano, el higo o la uva contienen una alta cantidad de estos elementos y son ideales para rellenar nuestras reservas energéticas. En cuanto a las verduras, debemos decantarnos por la yuca, el boniato o el maíz dulce, que son las hortalizas más calóricas, pues los carbohidratos y las calorías están directamente relacionados.

Finalmente, las proteínas también son vitales, ya que nuestros músculos gastan lo que se conoce como proteínas musculares, especialmente en entrenamientos de resistencia, donde se utiliza un mayor número de aminoácidos para producir energía. Estas proteínas podemos obtenerlas de alimentos de origen animal, como la carne roja o los huevos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que también tenemos a nuestra disposición proteínas de origen vegetal, como el tempeh (producto en forma de pastel resultado de la fermentación de soja), el tofu o el seitán (preparado alimenticio a base de gluten de trigo).

Manteniendo una dieta sana y equilibrada, fomentando el consumo de estos nutrientes, hará que mejores el rendimiento durante tus entrenamientos.

Editor Bluetrail

Comentarios

Añadir Comentario