Blog

Combina carrera con natación

viernes, 16 de noviembre de 2018
Publicado en:

Los corredores de corazón, aquellos cuya pasión los empuja a encarar los senderos de montaña o el duro asfalto, muchas veces combinan sus entrenamientos de carrera con otros en otras disciplinas deportivas. Concretamente, la natación es una de las actividades más recomendadas para complementar el running, y te contamos por qué.

Alternar la carrera con otros deportes es altamente beneficioso, no solo para mantener nuestra forma física, sino que también nos ayuda a no estancarnos y seguir progresando como deportistas. Al variar los estímulos, como por ejemplo, entre la tierra y el mar, mejoraremos nuestra adaptación orgánica, es decir, la adaptación a diferentes ambientes exteriores. Alternar entre carrera y natación también nos ayudará a prevenir lesiones típicas de pasar demasiado tiempo corriendo, sin que por ello se vea afectado nuestro volumen de entrenamientos semanales. Y, por supuesto, como amantes del deporte, no cabe duda de que resulta más divertido variar entre diferentes actividades deportivas.

La natación tiene un bajísimo impacto en las articulaciones, un impacto que es constante durante la carrera, sobre todo en las rodillas, por lo que es una buena forma de dejar descansar nuestras articulaciones, sin renunciar a los beneficios sobre nuestros músculos. En otras palabras, ayuda a tonificar el tren superior del cuero (brazos y hombros), además de que es un excelente método de recuperación para los músculos de las piernas, especialmente cuando nadamos en el mar.

Cuando corremos, los músculos de la zona superior del cuerpo se relacionan más con el mantenimiento del equilibrio y la aerodinámica, mientras que la fuerza y la potencia descansan en los músculos de las piernas. Por eso, si queremos fortalecer todo nuestro cuerpo por igual, la natación es una buena alternativa. Sin olvidarnos de que es una alternativa muy refrescante en esos meses de más calor, cuando salir a correr puede suponernos mayores problemas, debido a las altas temperaturas.

Nadar también nos ayuda a mejorar nuestra postura, ya que el medio acuático, que nos obliga a mantener una posición horizontal, fortaleciendo la zona abdominal y, por ende, evitando muchos problemas de espalda y mejorando nuestra técnica de carrera. Además, esta práctica deportiva también refuerza nuestro sistema respiratorio, y es que, cuando corremos y vamos aumentando el esfuerzo, comenzamos a respirar por la boca para satisfacer nuestras necesidades de oxígeno. Al nadar y practicar la inmersión, mejoramos la manera en la que el organismo optimiza ese oxígeno.

Queda claro que la natación es un excelente complemento para los corredores que quieran cuidarse, mientras siguen fortaleciendo sus músculos para el running. La natación es considera como el deporte más completo, sin apenas impacto, que nos proporciona múltiples beneficios y que nos hará mejorar también en nuestra carrera.

Editor Bluetrail

Comentarios

Añadir Comentario