Blog

Consejos para correr bajo la lluvia

viernes, 23 de noviembre de 2018
Publicado en:

Como buenos apasionados de las carreras, ya sean por montaña o sobre asfalto, es muy habitual querer mantener nuestras sesiones de entrenamiento, incluso cuando el tiempo no nos acompaña. Correr bajo la lluvia es más peligroso, pero eso no significa que no pueda llevarse a cabo. Te contamos algunos consejos para afrontar mejor los días de lluvia.

Primero, una de las cosas más importantes y obvias es llevar la ropa adecuada. Hay que tener en cuenta si salimos a realizar un entrenamiento suave o si vamos a darlo todo en una competición, pues puede que necesitemos prendas más específicas. Lo ideal sería llevar un chubasquero adecuado, resistente al viento y al agua, que sea lo suficientemente impermeable para repeler la lluvia, pero también lo suficientemente transpirable para evitar sudar en exceso. Aunque es cierto que encontrar una prenda que reúna estas características es muy complicado y muchos corredores optan por prescindir del chubasquero, especialmente si participan en competiciones, normalmente de distancias más cortas, en las que necesitan correr a un ritmo rápido.

Y, por supuesto, no podemos olvidar de llevar prendas de repuesto, sobre todo si tenemos claro que el día que salgamos a correr nos mojaremos seguro. Es recomendable llevar repuesto de todo, desde las zapatillas, pasando por la chaqueta e, incluso, la ropa interior. Si nos empapamos por la lluvia, debemos cambiar todas las prendas que se hayan mojado, especialmente en esos días cuando las temperaturas también son bajas, si no queremos arriesgarnos a caer enfermos. También se recomienda llevar una gorra, si puede ser también de materia impermeable, para que las gotas que pudieran caer de nuestra frente no entorpezcan nuestra visibilidad.

Debemos recordar que las prendas mojadas pesan más, por lo que puede convertirse en fuente de irritaciones en nuestra piel. Así, durante esos días lluviosos que salgamos a correr tenemos que proteger las zonas expuestas a las rozaduras de manera más meticulosa que de costumbre. Además, los días de lluvia son más oscuros, así que debemos llevar prendas reflectantes y de colores llamativos, que  resalten nuestra presencia, especialmente durante la tarde y la noche,  para que nos vean los coches, motos y bicicletas.

Finalmente, los días de lluvia, en los que más frío hace, debemos hidratarnos más, si cabe, y también debemos ingerir más calorías de las habituales. De hecho, es recomendable tener preparado, para después de un entrenamiento en estas condiciones frías y con lluvia, una comida caliente en casa, como un caldo, para que el cuerpo se reponga más rápido. El cansancio acumulado es mayor con el frío, por lo que es muy importante vigilar nuestra nutrición e intentar entrar en calor lo antes posible.

La isla de Tenerife, donde tiene lugar nuestra carrera Bluetrail, es un lugar de contrastes, donde el clima puede pasar de soleado a lluvioso en pocos kilómetros. Especialmente tratándose de una carrera de montaña, que llega hasta los más de 3.500 metros de altitud, a través del Parque Nacional del Teide, podemos encontrarnos con cualquier tipo de obstáculo en nuestro camino, y eso incluye también el clima. Aunque en las Islas Canarias tenemos uno de los mejores climas para practicar este deporte, debemos ser precavidos y, en el caso de que nos encontremos con lluvia, estar siempre preparados.

Editor Bluetrail

Comentarios

Añadir Comentario