Blog

Qué es el cross running

viernes, 11 de enero de 2019
Publicado en:

El cross running es un tipo de running que consiste en correr campo a través. En otras palabras, se trata de correr por terrenos naturales (senderos, colinas, etc.), pero no debe confundirse con las carreras por montaña, ya que son dos modalidades deportivas diferentes.

Las populares carreras de cross suelen tener lugar en espacios abiertos y/o boscosos, con la dificultad añadida de los obstáculos naturales y climáticos. También se caracteriza por ser distancias más cortas, entre 5 y 8 kilómetros aproximadamente, en las que los participantes dan varias vueltas a un circuito cerrado, una de las principales diferencias con respecto al trail. Y, al igual que cualquier modalidad que implique carrera, aporta múltiples beneficios para nuestro cuerpo y nuestra mente.

Correr nos ayuda a mejorar nuestra velocidad, agilidad y fuerza. Y practicar cross running permite exactamente eso, mantener en buen estado nuestra musculatura, mientras disfrutamos del contacto con la naturaleza en recorridos menos exigentes. De esta forma, se potencian los diferentes grupos musculares, debido a esos obstáculos naturales, como rocas, cuestas, etc. Además, esta variedad en el terreno, pudiendo encontrar cualquier tipo de dificultad en cualquier momento, favorece la concentración en el terreno que se está pisando. Así, también ayuda a mantener la motivación y reducir la sensación de monotonía al correr.

De hecho, el cross es una disciplina practicada por fondistas y mediofondistas, como elemento clave de una adecuada preparación, debido a que ayuda a fortalecer el cuerpo físicamente. Pero no solo el cuerpo sale beneficiado, como ya hemos visto con anterioridad, sino que también favorece la fuerza mental y la motivación, haciendo frente a nuevos retos deportivos.

Hay que recordar que no debemos confundir esta modalidad con las carreras de montaña, con las que no solo se diferencia por la distancia del recorrido, sino también en el atuendo que llevan los corredores. Y es que los deportistas que practican cross llevan el equipamiento imprescindible: pantalón corto, camiseta, zapatillas y GPS. Por su parte, aquellas que entrenan carreras de montaña invierten más en su equipación, incluyendo chubasquero, luces frontales o zapatillas especializadas para trail.

En cualquier caso, el cross running es una alternativa más ligera al entrenamiento y la competición por montaña, más larga y dura por definición. Por ello, una buena forma de descansar activamente de la exigencia característica del trail, es probar esta modalidad de campo a través, que nos ayudará a mantener tonificados nuestros músculos y a variar nuestra rutina de entrenamiento.

Editor Bluetrail

Comentarios

Añadir Comentario