Blog

El pescado en la dieta del corredor de montaña

viernes, 15 de marzo de 2019
Publicado en:

Aunque no es del gusto de todos y solemos olvidar incluirlo en nuestra dieta, pero el pescado nos aporta múltiples beneficios a nuestro organismo, que nos ayudan, no solo en nuestra vida cotidiana, sino también en nuestra vida deportiva, especialmente si nuestro deporte es la carrera de montaña.

La alimentación es uno de los aspectos fundamentales que el corredor de montaña debe cuidar si quiere rendir al máximo, tanto en un entrenamiento como en una competición, pero también para prevenir posibles lesiones. Concretamente, el pescado es una gran fuente de proteínas de origen animal e influirá en que tengamos una alimentación más sana y variada.

El pescado, tanto el blanco como el azul, son ricos en proteínas de rápida asimilación, más que las de la carne, lo que quiere decir que se trata d un alimento que es muy fácil y ágil de digerir por nuestro organismo, algo que nos viene muy bien si queremos salir a correr después de comer, evitando problemas como la pesadez en el estómago.

Sin embargo, uno de los grandes beneficios del pescado, curiosamente, no se encuentra en su carne, sino en su grasa. Y es que el pescado azul (atún, caballa, sardina, salmón…) es muy rico en tejidos grasos, entre un 10 y un 15% de su cuerpo, conocidos como ácidos grasos Omega-3, un elemento que aumenta el tiempo de la coagulación de la sangre, siendo muy beneficioso para nuestro sistema circulatorio.

Además, este tipo de grasa contiene muy pocas calorías, por lo que no contribuyen a aumentar nuestros niveles de colesterol en sangre, al igual que, siendo su consumo equilibrado, tampoco influiría en el aumento de peso del corredor.

El pescado es una gran fuente de minerales muy importantes para el deportista, como el hierro, el zinc, el sodio, el magnesio, el fósforo y el potasio, todos muy importantes a la hora de realizar ejercicio de alta intensidad.

También es rico en Vitamina A y E, ambas con efectos antioxidantes, Vitamina B12, muy importante para la regulación de nuestro metabolismo ayudando a la formación de glóbulos rojos y al mantenimiento del sistema nervioso central, y Vitamina D, esencial para tener unos huesos en perfecto estado.

Uno de los pescados más recomendados para incluir en nuestra dieta, si somos corredores habituales, es la sardina. Al ser un pescado azul, es rico en ácidos grasos Omega-3, pero, además, posee un efecto antiinflamatorio, es decir, es muy beneficioso para evitar la inflamación de los músculos cuando corremos.

Editor Bluetrail

Comentarios

Añadir Comentario