Blog

Entrenamiento de fuerza en corredores

viernes, 11 de octubre de 2019
Publicado en:

Aunque es cierto que la resistencia en la capacidad que más ayuda a nuestro rendimiento en una carrera de montaña, trabajar la fuerza es también muy importante para conseguir mejores resultados en este tipo de pruebas.

Existen diversos estudios que avalan la influencia del trabajo de fuerza, no solo en el rendimiento del corredor, sino también en la prevención de lesiones. Mejorar la fuerza de nuestros músculos no solo es beneficioso para nuestra potencia y resistencia, especialmente de cara a las subidas que nos encontramos durante el recorrido, sino que sirve para mejorar nuestra economía de carrera.

¿Qué es la economía de carrera? Es lo que se conoce como la energía que demanda nuestro cuerpo dependiendo de la velocidad que llevemos. Por lo tanto, mejorar la economía de carrera significa que aumentamos el impulso con el mismo esfuerzo, pero gastando menos energía y reduciendo la fatiga. Y, por supuesto, fortaleciendo los músculos, reduciremos las posibilidades de sufrir una lesión.

Existen diferentes métodos para ejercitar la fuerza, desde los que podemos aplicar directamente a mejorar nuestra carrera, hasta aquellos menos específicos, que simplemente nos ayudan a fortalecer nuestra musculatura. Uno de ellos es de los más sencillos y económicos que encontraremos: trabajar cuestas y escaleras. Este tipo de ejercicio mejora tanto la fuerza como la potencia, acostumbrando al cuerpo a este tipo de esfuerzos, tan comunes en las carreras de montaña.

Por otro lado, también podemos optar por los llamados ejercicios estáticos, es decir, ejercicios corporales que implican tensión muscular pero que no generan movimiento. En otras palabras, consiste en la activación del músculo mientras se mantiene una determinada postura durante unos segundos. Este tipo de ejercicios no solo nos ayuda a ganar fuerza muscular, fortaleciendo zonas muy específicas, sino que nos ayudan mantener una correcta postura postural, mejoran la alineación de nuestra columna y desarrollan la densidad de nuestros huesos.

Los ejercicios pliométricos también están muy recomendados para mejorar la fuerza de los corredores, pues desarrollan la potencia de nuestros músculos. Se trata de ejercicios rápidos y potentes, a través de secuencias de acortamiento-estiramiento de los músculos. Estos ejercicios ayudan a almacenar energía elástica en los tendones, muy importante ya que es la que responsable de impulsarnos durante la carrera.

Finalmente, aunque estén menos relacionados con la carrera, el trabajo en las máquinas de gimnasio también puede ser beneficioso. A pesar de todo, estas máquinas nos pueden ayudan a acondicionar nuestros músculos y nuestros huesos, de forma que podemos reducir el riesgo de lesiones cuando trabajemos ejercicios más específicos o cuando estemos en plena competición.

Editor Bluetrail

Comentarios

Añadir Comentario